Vecinos de San Pedro de Atacama crearon Panadería Solidaria para afrontar la pandemia

La Junta de Vecinos Alto Jama implementó la iniciativa social para apoyar a sus integrantes, quienes no están generando ingresos por la cancelación del turismo. Su proyecto fue apoyado por un grupo de trabajadores de SQM, tras postular al Fondo de Apoyo Comedores Sociales impulsado por la empresa minera para fortalecer la labor que están realizando organizaciones sociales en pandemia. a Junta de Vecinos Alto Jama implementó la iniciativa social para apoyar a sus integrantes, quienes no están generando ingresos por la cancelación del turismo. Su proyecto fue apoyado por un grupo de trabajadores de SQM, tras postular al Fondo de Apoyo Comedores Sociales impulsado por la empresa minera para fortalecer la labor que están realizando organizaciones sociales en pandemia. En la comuna de San Pedro de Atacama cerca del 80% de la población se dedica al turismo o una actividad relacionada a este rubro, quienes a raíz de la crisis sanitaria generada por el Covid-19 han sufrido un fuerte impacto económico ante el cese de la actividad turística en la zona.  Para afrontar esta nueva realidad, la Junta de Vecinos Alto Jama impulsó una Panadería Solidaria, cuya directiva construyó un horno de barro para que sus integrantes horneen pan gratuitamente, contribuyendo a la economía familiar de los vecinos que no están generando ingresos. La iniciativa fue apoyada por un grupo de trabajadores de SQM división Salar de Atacama, quienes postularon esta iniciativa al Fondo de Apoyo Comedores Sociales impulsado por la empresa minera para que todos sus trabajadores desplegados a lo largo de Chile, a través de diversos proyectos contribuyan a fortalecer la labor que están realizando organizaciones sociales de sus zonas, en tiempos de pandemia. Así, este grupo de voluntarios logró aportar un total 750 kilos, entre harina, sal y levadura. Luz Riquelme, presidenta de la Junta de Vecinos Alto Jama, destacó que: “El aporte de SQM más allá de generar un apoyo económico en estos difíciles momentos, está fortalecido nuestra unión vecinal. Acá cocinan y hornean su propio pan. Son 30 las familias las que utilizan nuestras instalaciones, y a otros 10 grupos familiares les entregamos los insumos, ya que cuentan con hornos en sus viviendas”. Las familias se turnan, y hacen uso de las instalaciones por horario para mantener el distanciamiento social. Los insumos que reciben dependen de la cantidad de integrantes de sus grupos familiares. Claudia Choque, explica que: “La pandemia nos ha afectado mucho porque no tenemos trabajo, por lo que estamos agradecidos por el apoyo. En mi familia somos 5, y diariamente estamos ahorrando 2 mil pesos”. Hugo Romero, poblador de Peine y trabajador de SQM Salar, fue quien presentó el proyecto junto a otros 3 trabajadores de la empresa. “Estamos muy contentos por habernos adjudicado el proyecto porque estamos contribuyendo con un granito de arena a una junta de vecinos del territorio integrada por gente de esfuerzo, y donde se verán beneficiados niños, mujeres, y personas de la tercera edad”. Fondos Apoyo Comedores Sociales Ante la crisis sanitaria generada por el Covid-19, SQM junto a Fundación La Semilla lanzaron un fondo concursable para ir en ayuda de diversas organizaciones que están implementando Comedores Sociales a lo largo de Chile. Fueron 56 los proyectos aceptados, que irán en directo beneficio de 13.468 personas, a través de la entrega de alimentos y utensilios de cocina. “En el marco del programa de voluntariado corporativo Dale una Mano a tu Comunidad, los trabajadores visibilizaron su conexión con el territorio en el que viven, logrando ocupar todos los cupos disponibles en este fondo solidario”, señaló Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM, y puntualizó que “a través de estos proyectos podremos ayudar a diversas organizaciones sociales que entre sus integrantes cuentan con personas cesantes, mayores de 70 años, en situación de discapacidad y vulnerabilidad”. Las juntas de vecinos, organizaciones deportivas, agrupaciones de adulto mayor, centros de madres y agrupaciones de comunidades indígenas que recibirán el apoyo ejecutarán su trabajo social en: San Pedro de Atacama, Arica, Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte, María Elena, Tocopilla, Calama, Antofagasta, Taltal, La Serena, Coquimbo, Valparaíso, Santiago, Colina, Pedro Aguirre Cerda, Pudahuel, Maipú, La Pintana, Conchalí, Lampa y Pichidehua. Esta iniciativa social es complementaria al plan de acción comunitario que SQM impulsó para afrontar la crisis sanitaria originada por el Covid-19 y que contempla 4 ejes: Salud, bienestar social, educación y vida sana, y reactivación económica.

Comunidad de Talabre cuenta con equipo médico y albergue sanitario

Con el objetivo de disminuir los índices de contagios por COVID-19 y resguardar a las familias de la localidad, los vecinos se suman a la estrategia implementada por otras comunidades del Salar de Atacama con el apoyo de SQM.

Un equipo médico que atiende en la Estación Médica Rural de Talabre, visitas domiciliarias a pacientes COVID-19 positivos, cuarentenas preventivas, túnel sanitizador de uso público y la habilitación de albergues sanitarios, son algunas de las iniciativas con las que la comunidad combate a diario la pandemia. “Es muy importante para la localidad de Talabre contar con un equipo médico, ya que somos una comunidad un poco golpeada en este sentido. El virus nos ha pegado fuerte, pero estamos saliendo adelante de la mano de la organización que hemos realizado como comuneros”, explicó Elisa Soza, presidenta de la Comunidad Indígena Atacameña de Talabre. Agregó que “hoy podemos decir, que no hemos detectado más contagios en nuestra comunidad y que estamos mucho más preparados para enfrentar este virus”. Con el apoyo de SQM, se genera un aporte que tiene por finalidad disminuir los contagios de COVID-19 y apoyar con insumos a la localidad. Esto, a través de acciones preventivas, de sanitización, resguardo y disposición de equipos médicos para combatir el virus de manera pronta y oportuna. Ángela Valerio, médico general de la localidad, recalcó que “Talabre es una comunidad complicada respecto al área de salud por su lejanía. Las personas no tienen mayores opciones de atenciones médicas. Por ello, me parece perfecta la ayuda y que se generen estas sinergias con empresas privadas. Así podemos hacer y poner todos de nuestra parte para sobrellevar de la mejor forma esta situación de pandemia”. Respecto a lo anterior, Alejandro Bucher, Vicepresidente de Medio Ambiente y Comunidad de SQM Salar, destacó que “esto es parte de un acuerdo colaborativo que nace desde la comunidad con el objetivo de apoyar a las diferentes localidades del Salar durante la pandemia. Con ello, tenemos la convicción de ayudar con insumos, equipos médicos y medidas de sanitización, tanto dentro de nuestras operaciones como fuera de ellas, y así aportar de manera positiva a nuestros vecinos. Hoy seguimos fortaleciendo nuestras medidas sanitarias y, aumentando la dotación de equipos médicos dispuestos en las distintas localidades del Salar”. ACCIONES SANITARIAS Más de 30 personas de Talabre han sido atendidas por el equipo médico. De ellas, algunas han sido realizadas a través de visitas domiciliarias y otras son atenciones médicas a niños, jóvenes y adultos mayores en la posta de rural de la localidad. A esto se suma la habilitación completa de un albergue sanitario destinado a pacientes COVID-19 positivos de la comunidad. “Esta residencia se construyó con la finalidad de apoyar a los comuneros que han dado positivo al examen PCR y no pueden cumplir cuarentena en sus hogares. Esto es de mucha importancia para la comunidad, ya que acá existen familias numerosas y con niños a quienes resguardar. Con esto, vamos a evitar el aumento de contagios y aseguraremos a los vecinos un lugar donde realizar sus cuarentenas de manera segura”, comentó Abigail Lique, coordinadora del Equipo de Turismo Comunidad Indígena Atacameña de Talabre. Por su parte, la médico general de la localidad indicó que “actualmente estamos trabajando durante todo el día y en la noche realizamos turnos de urgencia. Lo haremos así hasta diciembre. La semana pasada empezamos con las visitas domiciliarias de los pacientes COVID-19 positivo y, esta semana, hemos estado atendiendo todo tipos de consultas médicas. Hoy seguimos atendiendo distintas patologías y contaremos también con la visita de una ronda médica que vienen desde San Pedro de Atacama con más profesionales especializados”.
Viñateros del Salar de Atacama: Más de 10 años produciendo vino en condiciones extremas

Con el objetivo de generar una industria vitivinícola única, rescatando e impregnando en cada botella la identidad atacameña, 18 familias de la localidad de Toconao forman parte de la Cooperativa de Viñateros de Altura Lickanantay y rompen todo esquema al crear vinos a más de 2 mil 400 metros sobre el nivel del mar.  

La Cooperativa de Viñateros de Altura Lickanantay representa la unión de agricultores y vitivinicultores de la localidad de Toconao que se agruparon el año 2009, con el objetivo de cultivar uvas de calidad en uno de los desiertos más áridos del mundo. “Nosotros nos conformamos oficialmente en 2017, pero este esfuerzo es un trabajo conjunto que venimos realizando junto a Atacama Tierra Fértil desde 2009, cuando se realizó una convocatoria a todas las personas que quisieran conocer más sobre los procesos del vino”, explicó Wilfredo Cruz, gerente de la Cooperativa Viñateros de Altura Lickanantay. Atacama Tierra Fértil es un programa que está inserto en el territorio del Salar de Atacama desde hace 10 años, promoviendo actividades agro-productivas con el fin de desarrollar planes de fomento sostenibles, innovadores y rentables. La iniciativa, impulsada por SQM, trabaja de la mano de los vitivinicultores facilitando apoyo técnico e insumos para los procesos productivos. “Para los cooperados esto ha significado un beneficio. Un ejemplo de ello es el crecimiento productivo de algunos usuarios que en años anteriores producían alrededor de 80 kilos de uva y actualmente llegan a los 2.500 kilos. Además, tenemos apoyo de materiales e insumos anuales como agroquímicos, fertilizantes, azufre, planta de reposición, mantención del sistema de viñedo y de riego”, agregó Cruz. Por su parte, el Vicepresidente de Medio Ambiente y Comunidad de SQM Salar, Alejandro Bucher, destacó que “con Atacama Tierra Fértil queremos fomentar el desarrollo de negocios sostenibles y sustentables dentro de las comunidades del Salar. La conformación de esta cooperativa es un claro ejemplo del trabajo y la asociatividad de quienes han logrado crecimientos excepcionales de sus productos. Estamos muy contentos de poder seguir apoyando este proyecto que tiene como resultados vinos únicos y con un sello identitario del Salar de Atacama”. Vinos y pandemia En la localidad de Toconao, las viñas de los distintos vitivinicultores de la zona cultivan y procesan varias cepas de uvas en condiciones climáticas poco convencionales y con temperaturas extremas. Sergio Jara, enólogo del proyecto Ayllu, indicó que “acá producimos 11 variedades de vinos diferentes y estamos tratando de resaltar particularidades del territorio, experimentando con distintas materias primas locales. Para mí, ha sido muy reconfortante ver que se está haciendo vino como lo hacían las antiguas cooperativas de Chile, es decir, una serie de productores locales con sus familias y vecinos alineados para producir uvas de excelente calidad”. Los principales clientes de los cooperados, hasta antes de la pandemia mundial producto del COVID-19, eran los turistas. Con ello, los vitivinicultores se han tenido que reinventar para lograr subir sus ventas durante ese complejo escenario. “Con la pandemia nuestro mercado potencial disminuyó bastante, por lo que empezamos a fomentar más el comercio local, dando inicio a un trabajo con la distribuidora El Bidón, que nos ayuda con la venta a regiones, ya que a nosotros por la lejanía que caracteriza al territorio, nos cuesta más llegar”, indicó el enólogo. Al respecto, Wilfredo Cruz, agregó que “nos hemos visto afectados este último tiempo, ya que dependemos del turismo. Hoy, con este convenio de distribución, permitimos a pequeños agricultores vender sus productos, ya que no sólo hacemos vinos, sino que también comercializamos con otros toconares que venden productos locales”. “Nos esperan meses muy buenos. Ha sido un año frío, por lo que esperamos tener una buena cantidad y calidad de fruta. Vamos por una nueva etapa en que se vienen nuevos vinos, tenemos mucho que hacer de aquí a fin de año”, finalizó el gerente de la Cooperativa de Viñateros de Altura Lickanantay.
105 vecinos de la comuna de San Pedro de Atacama completarán su educación básica y media

Con 105 alumnas y alumnos inscritos se dio inicio al Programa de Nivelación de Estudios en la comuna de San Pedro de Atacama, el cual cuenta por tercer año consecutivo con el apoyo de SQM. La iniciativa, gestionada con el Ministerio de Educación, está destinada a todas las personas de las localidades del Salar de Atacama que requieran finalizar sus estudios de enseñanza básica o media.

“Esto es maravilloso y cubre una necesidad importante que tenemos en la comuna. Entiendo y conozco muy de cerca la situación de las personas que no tienen nivelados sus estudios, por lo mismo, para mí es una satisfacción muy grande que los vecinos de San Pedro de Atacama logren sacar su cuarto medio”, explicó el alcalde Aliro Catur.

El programa, impulsado por la Municipalidad de San Pedro de Atacama a través de su Oficina Municipal de Intermediación Laboral, Fundación Semilla, la OTEC Capacitaciones Da Vinci y SQM, tiene por objetivo fomentar la continuidad de estudios y finalizar la educación media o nivelar el ciclo educacional básico. Con ello, se busca mejorar la calidad de vida, entregando una herramienta que podría generar nuevas oportunidades educacionales y laborales para los habitantes de la comuna.

“Agradezco sinceramente a SQM por el apoyo. Ya estamos en el tercer año del programa y para nosotros es muy beneficioso porque hemos ido observando el interés por parte de la comunidad en participar de estas iniciativas y completar sus estudios de media y básica. El año pasado se inscribieron 83 personas, hoy damos inicio a una nueva jornada con 105 alumnas y alumnos inscritos”, recalcó el edil.

Al respecto, el Vicepresidente de Medio Ambiente y Comunidades de SQM Salar, Alejandro Bucher, destacó la importancia de generar instancias que apoyen la nivelación de estudios. “Estamos muy contentos de ser parte del desarrollo de este programa, que tiene por finalidad ser un aporte para la generación de nuevas oportunidades educacionales y laborales para los vecinos del Salar de Atacama, apuntando a mejorar la calidad de vida y empleabilidad de la comuna. Esto se suma al trabajo comunitario que realizamos como Compañía a través de nuestros cuatro ejes de acción, como son Educación y Cultura; Desarrollo Social; Patrimonio y Deporte y Vida Sana. Un ejemplo de ello, en el ámbito educacional, es el Programa de Apoyo en Matemáticas y Lenguaje para las localidades de Camar, Peine, Socaire, Solor y Talabre, con el que estamos trabajando hace más de 10 años”.

 Metodología

Durante esta tercera versión y con el objetivo de resguardar la salud de las personas, respetando las normas sanitarias y el distanciamiento social, previniendo posibles contagios debido al COVID-19, la metodología de clases será sólo vía online. Para ello y a modo de facilitar el acceso al programa, se incorporó un subsidio para garantizar la conectividad a internet para los alumnos y alumnas. Asimismo, este año el programa integra a personas provenientes de otras localidades, tales como Camar, Río Grande, Talabre y Toconao.

Las clases a distancia se realizarán dos veces a la semana y se dividirán por ciclos: 5to a 6to básico, 7mo a 8vo básico, de 1ro a 2do medio y, por último, el ciclo de 3ro a 4to medio. “La idea es que la gente pueda obtener su cuarto medio y a la vez recuperar los sueños perdidos. Es por esto que, en esta nueva versión, nos adaptamos a la contingencia y las clases se realizarán los viernes y sábado vía Zoom. Además, ya que sabemos que en la comuna hay varias localidades que no cuentan con internet, hemos realizado conexiones de prueba, enseñándoles a los alumnos cómo descargar y utilizar la aplicación”, explicó Víctor Adasme, encargado de la Oficina Municipal de Información Laboral (OMIL).

“Felicito a los alumnos y alumnas que tomaron este nuevo desafío de terminar su ciclo educacional y los insto a desarrollar cada curso con energía y optimismo para poder completar con éxito esta nueva etapa, que finalmente busca mejorar las oportunidades laborales y dar continuidad de estudio a los vecinos y vecinas de la comuna”, finalizó el Vicepresidente de Medio Ambiente y Comunidades de SQM Salar, Alejandro Bucher.

Responsive image